cuarentona.org.

cuarentona.org.

Vencer el miedo a las tecnologías

Vencer el miedo a las tecnologías

Introducción

En la actualidad, es inevitable no estar expuestos a la tecnología en nuestra vida diaria. Ya sea para comunicarnos, trabajar o simplemente para entretenernos, los dispositivos tecnológicos están presentes en todo momento. Sin embargo, muchas mujeres de más de 40 años sienten miedo o incluso rechazo hacia estas herramientas debido a la falta de conocimiento y la creencia de que son difíciles de manejar. Por eso, en este artículo queremos abordar el tema de cómo vencer el miedo a las tecnologías y aprovechar al máximo todas las posibilidades que nos ofrecen.

¿Por qué nos da miedo la tecnología?

Antes de empezar a buscar solución al miedo a la tecnología, es importante entender por qué nos da miedo. En muchas ocasiones, nos asustan los cambios y las cosas nuevas porque no sabemos cómo manejarnos con ellas. En el caso de la tecnología, a menudo nos sentimos abrumadas por la cantidad de información que hay en internet, por la velocidad de los dispositivos o simplemente por la falta de familiaridad con los nuevos términos y conceptos. Además, a veces podemos sentir una cierta desconfianza hacia la tecnología, especialmente cuando se trata de la privacidad y la seguridad en internet. Afortunadamente, hay medidas que podemos tomar para proteger nuestros datos y nuestra información personal en línea.

Primeros pasos para vencer el miedo

Para empezar a vencer el miedo a las tecnologías, lo primero que podemos hacer es identificar cuáles son las herramientas que nos resultan más necesarias y útiles en nuestro día a día. Entonces, centrémonos en aprender a utilizar esas herramientas. Es importante ir poco a poco, sin tener prisa. No todas las herramientas tecnológicas son iguales ni tienen la misma funcionalidad, por lo que lo mejor es ir conociéndolas de manera paulatina. No hay que intentar aprender todo de una sola vez, eso solo aumentará nuestro nivel de ansiedad y nos llevará al fracaso. Otro consejo útil es buscar alternativas sencillas que nos faciliten el aprendizaje. Por ejemplo, muchas plataformas cuentan con tutoriales o cursos en línea que están especialmente diseñados para principiantes. También pueden ser muy útiles las aplicaciones móviles o las páginas web que ofrecen información paso a paso en forma de preguntas y respuestas.

¿Qué hacer cuando nos atascamos?

Es muy común que, al intentar aprender algo nuevo, nos sintamos bloqueados o frustrados si no entendemos un paso en concreto. En esos casos, es importante saber dónde acudir en busca de ayuda. Tanto en foros de internet como en grupos de Facebook es posible encontrar a personas dispuestas a ofrecer sus conocimientos y solucionar las dudas de los usuarios. Además, muchas plataformas y aplicaciones cuentan con chatbots o servicios de atención al cliente que pueden ayudarnos a resolver cualquier problema técnico.

Cómo mantenerse motivado

Aprender a utilizar nuevas tecnologías puede ser desafiante, pero también muy enriquecedor. Es muy importante mantener la motivación en todo momento. Una buena forma de hacerlo es ir estableciendo objetivos realistas, como, por ejemplo, aprender a enviar un correo electrónico o editar fotos. Cada vez que alcancemos uno de estos objetivos nos sentiremos más seguras y confiadas en nuestros avances. Otra forma de mantenerse motivada es rodearse de personas que tengan intereses similares. Encontrar grupos de usuarios con los mismos gustos o inquietudes nos motiva a seguir aprendiendo y compartiendo conocimientos.

La importancia de conocer la tecnología

La tecnología avanza a pasos agigantados, y es por eso que es importante que como mujeres de más de 40 años conozcamos los recursos y herramientas que tenemos a nuestro alcance. Esto no solo nos permitirá desenvolvernos con más facilidad en cualquier ámbito, sino que también nos dará la posibilidad de compartir intereses y aficiones con personas de todo el mundo. Aprender a utilizar tecnologías como la telemedicina o la videoconferencia, por ejemplo, puede resultar muy útil en situaciones en las que no sea posible asistir a citas presenciales o se necesite comunicarse con alguien que se encuentre lejos.

Conclusiones

En conclusión, el miedo a las tecnologías se puede vencer poco a poco, con paciencia y esfuerzo. Saber identificar las herramientas que nos resultan más útiles, buscar alternativas sencillas y rodearse de personas que compartan nuestros intereses son algunas claves importantes para lograrlo. Aprender a utilizar la tecnología nos permite desarrollarnos profesional y personalmente y formar parte activa de la sociedad. Debemos estar abiertas al aprendizaje y la adaptación para aprovechar al máximo todo lo que la tecnología nos ofrece.