cuarentona.org.

cuarentona.org.

Cómo hacer ejercicios de kegel para fortalecer el suelo pélvico

Cómo hacer ejercicios de kegel para fortalecer el suelo pélvico

Introducción

El suelo pélvico es un conjunto de músculos y tejidos que sostienen los órganos pélvicos, como la vejiga, útero y recto. A medida que envejecemos, especialmente para las mujeres que han tenido hijos, el suelo pélvico puede debilitarse, lo que puede provocar problemas como incontinencia urinaria, prolapsos y disfunción sexual.

Una forma efectiva de fortalecer el suelo pélvico es a través de los ejercicios de Kegel. Estos ejercicios son fáciles de hacer y pueden realizarse en cualquier lugar, en cualquier momento. En este artículo, te enseñaremos cómo hacer los ejercicios de Kegel y por qué son importantes para la salud del suelo pélvico.

¿Por qué es importante el fortalecimiento del suelo pélvico?

El suelo pélvico es importante para la salud de nuestro cuerpo en general y para nuestra calidad de vida. Cuando el suelo pélvico se debilita, puede no funcionar correctamente y puede haber problemas como incontinencia urinaria, dolor durante el coito, disfunción del intestino, dolor lumbar y problemas posturales.

Para las mujeres, el suelo pélvico también se debilita después del parto, especialmente con partos prolongados y/o con uso de fórceps. Además, la menopausia puede hacer que los músculos del suelo pélvico se debiliten aún más por la reducción de los niveles de estrógeno.

¿Qué son los ejercicios de Kegel?

Los ejercicios de Kegel consisten en contraer y relajar los músculos del suelo pélvico. Estos músculos se identifican por ser los mismos que se usan para detener el flujo de orina cuando se está orinando.

Para hacer los ejercicios de Kegel correctamente, primero debes localizar los músculos del suelo pélvico. Una forma de hacerlo es comenzar a orinar y luego intentar detener el flujo de orina. Los músculos que se usan para detener el flujo de orina son los músculos del suelo pélvico.

No obstante, no se recomienda dejar la micción incompleta ya que el éxito en localizarlos sólo se considera un ejercicio de identificación del suelo pélvico, tras ello se debe dejar terminar la micción en su totalidad.

Para hacer los ejercicios de Kegel:

  1. Encuentra una posición cómoda: sentada, acostada o de pie, con las piernas separadas.
  2. Contrae los músculos del suelo pélvico como si intentaras detener el flujo de orina. Mantén la contracción durante unos segundos, sin retener la respiración. Lo ideal son series de diez repeticiones con una separación de 10 segundos entre cada serie.
  3. Relaja los músculos del suelo pélvico y descansa durante unos segundos. Luego repite el ejercicio.

No desanimes si al principio te cuesta mucho identificar los músculos del suelo pélvico o si sientes que no estás contrayéndolos correctamente. Como cualquier otro músculo, el suelo pélvico se fortalecerá con el tiempo y la práctica.

Beneficios de los ejercicios de Kegel

Además de fortalecer el suelo pélvico, los ejercicios de Kegel tienen otros beneficios para la salud de la mujer:

Previene la incontinencia urinaria:

Los ejercicios de Kegel son efectivos para prevenir la incontinencia urinaria, un problema común entre mujeres de todas las edades. Los ejercicios fortalecen los músculos que sostienen la vejiga y el útero y los hacen más resistentes a la presión, lo que puede prevenir escapes de orina.

Mejora la vida sexual:

Los ejercicios de Kegel pueden mejorar la vida sexual de una mujer al aumentar el tono muscular de la vagina y fortalecer los músculos que se contraen durante el orgasmo. También se ha demostrado que los ejercicios de Kegel pueden ayudar a las mujeres que experimentan dolor durante el coito.

Facilita el parto:

Los ejercicios de Kegel pueden ser beneficiosos durante el embarazo al fortalecer los músculos del suelo pélvico. Los músculos más fuertes pueden ayudar a facilitar el parto y reducir la necesidad de un episiotomía (un corte de la piel entre la vagina y el ano durante el parto).

Mejora la postura:

Los músculos del suelo pélvico también son importantes para la postura corporal, y los ejercicios de Kegel pueden ayudar a mejorar la postura al fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Conclusión

Los ejercicios de Kegel son una forma efectiva y fácil de fortalecer el suelo pélvico. Pueden prevenir problemas de incontinencia urinaria, mejorar la vida sexual, facilitar el parto y mejorar la postura corporal. Además, los ejercicios de Kegel pueden realizarse en cualquier lugar y en cualquier momento. Si tienes problemas con el suelo pélvico, o simplemente quieres prevenir problemas futuros, considera agregar los ejercicios de Kegel a tu rutina diaria.